16/6/07

cae la noche estrellada con todos los aviones

algo despierta en el asiento de atrás
y las ventanillas chupan la ciudad
como si fuera un spaghetti

tu silencio es un ojo de mosca

ahí se reflejan mil veces
el pasto quemado
y la casita volando

melenita de oro

prefiero el hambre
al cabello de ángel
prefiero un trago
de shampoo de algas
prefiero la diarrea

pero no quiero hablar
de un caldo ocre
caliente charco
y no de lluvia
que ella está
fresquita y eléctrica
en el zapato anegado
donde rezonga el pié
con su panza de sapo

sana sana

codos que duelen
lápiz que duele
verso que rima con pinchazo

-¿vas a deletrear la sangre?
-si: gotita-rayita-gotita-rayita-gotita-rayita
-otra vez
-gatita-ratita-gatita-ratita-gatita-ratita

el yo se descuartiza con tecnología para nada carnicera

autoagrimensura selectiva para que los pudores no se integren en racimos

ascenso de las cosas leves hasta la mismísima parte de afuera

desgarramientos dibujantes que inhalan la frescura superficial

cascada mínimal en las regiones ingrávidas de la carne

triunfo y exaltación del ser-livianito por arriba de un rezongo de tablao reseco

la belleza sin crueldad

se había vuelto idiota

...

cómo quemar tanto mueble
con olor a gente
que en muchos casos
está requetemuerta
y sin embargo
tuvo culo y codos
y otras erosiones
ahora por acá
como zombie cincel

...

la sangre derramada en la neblina
es la mas negra
la mas caliente pincelada sin destino

ronrronea al escapar
de pequeñas catedrales